Elaica II. Atalayas de la guerra

Elaica es una serie de relatos que se relacionan entre sí porque se desenvuelven en esta mítica y fantástica tierra. Cada relato es una historia distinta y a veces, una continuación.

Relatos anteriores:

Elaica I. El comienzo

Obras literarias originales realizadas por mí.

Atalayas de la guerra

 
La tranquilidad de nuevo se escapa de los hogares de los pueblos de Elaica, al asomarse de nuevo rumores sobre una nueva gran guerra. Todo comenzó cuando el malévolo rey Sadgón declaró con hostilidad en contra de toda esta tierra bendita, al conspirar contra todos los ciudadanos habitantes que el juró proteger.

 
El mal se esparcía y las personas oían sobre lo que se avecinaba poco a poco de la boca de los informantes de sus señores. Comenzaron los reclutamientos para la defensa y un frente se levantó contra los ejércitos del perverso Sadgón. El maléfico monarca no vio aquello sino como un desafío, un obstáculo de colme para su ansiedad entusiasmada, ya que veía una diversión destruir poco a poco la tierra de Elaica, y convertirla en reino de tinieblas.

 
Elam, su recinto, fue la primera en caer, tan hermosa era hasta que la maldad la corrompió. Sus calles de marfil tallado se agrietaron y levantaron y comenzaron a asomar la naturaleza erosiva y seca que parecía venir de las entrañas de Ururthur. Una por una, las casas e instituciones se sublevaban con opresión ante tal poder, solo pocas escapaban a través de la muerte de las garras de la nueva era de destrucción.

 
Elam ya no era la ciudad del firmamento, puesto que esta ya no reflejaba sus colores, ahora copiaba el color del vapor sofocante y negro de los humos de una abertura infernal, liberados del gran salón real donde todo se decidió a espaldas de todos.

 
La ciudad quedó asolada y sus ejércitos se volvieron hombres con aspecto de demonios. Sus sagrados ejércitos vistieron armaduras negras, echas con el hierro quemado por magias ígneas y perversas. Esparcieronse hacia otros territorios con bramidos de conquista, dando pasos monstruosos con sus zuecos pesados; retumbando sobre el pavor de todas las personas que aún no habían sentido su salvaje brío.

 
La primera en caer fue Calirio, la iluminada, ciudad de grandes pensadores y hombres de ciencia. Allí también se formaban paladines en sus templos de guardia sagrada, y hombres dedicados a la historia, la astronomía, la filosofía, las matemáticas y diversas ciencias ocultas. No hubo tiempo de detener el ataque, el Capitán Tristán, quien ahora comanda todos los ejércitos de resistencia contra el rey, no pudo prevenir el ataque. Nunca se esperaron que actuaran tan pronto y que Elam, fuese corrompida tan rápidamente.

 
Calirio fue consumida por el fuego que aquellas nubes traían, muchos lograron escapar, y huyeron hacia los bosques brumosos de Catagun, o a la ciudad contigua de Kreon, la rica. Su nombre se debía a que era el recinto del comercio, empresas y gremios de distribuidores de mercancías operaban con armonía para comerciar con el resto de las ciudades de Elaica.

 
Kreon, quedaba junto al mar Ofco, y de las lejanas tierras del otro continente era de donde sacaban sus especias exóticas, sedas, minerales y objetos, que eran muy demandados por los altos poderes de Elaica. No pasó mucho que después de caer Calirio, Kreon tendría el mismo destino. Los ejércitos de resistencias aun eran muy pequeños en aquél entonces, puesto que la mayoría de las personas aún tenían miedo de Sadgón, y él lo sabía porque adquirió la habilidad de oler el miedo, y atacaba con sus infernales ejércitos a la brevedad posible.

 
Kreon quedó devastada al ser saqueada por sus voraces conquistadores, y sus tesoros se le arrebataron y se esparcieron en los distintos lugares de Elaica; como las montañas de Dabril, o los montes profanados de Dansia, puestos en custodia con demasía bajo sus tierras.

 
De las cinco ciudades principales solo estas dos cayeron, aún quedan en pie Cenontes, ciudad de guerreros, donde el Capitán Tristán tiene su base y los hombres más bravíos, austeros y hábiles le acompañan, para proteger lo que queda de su tierra. Menomes, la deleitadora, ciudad de las bellas artes, donde se dice que su arquitectura fue diseñada por la inspiración de hombres visionarios, que murieron por la belleza puesto que a ella se dedicaron, era protegida por Cenontes. Aquella ciudad no conoció nunca ni los aires de la guerra, pero estaba preparada tanto como su guardiana, ya que sabía que en cualquier momento los conocería.

 
Constantemente Sadgón enviaba a sus ejércitos a invadir estas ciudades, pero sin éxito alguno. Tristán no se atreve a contraatacar tampoco, puesto que no se consideran muchos y en vez de ello, levantó un muro con esfuerzo y sangre para proteger lo poco que ha quedado de la hermosa Elaica, y sus habitantes que sobrevivieron ante aquella maldad.

 
La guerra continua ferviente al odio y el miedo. Los chamanes de Sakhar la vieron gracias a las visiones que les inducían los espíritus, y se ocultaron bajo la tierra atravesando cavernas que iban al interior de Elaica, para continuar con sus tradiciones y ritos sagrados. Los Antiguos no se manifiestan, solo unos pocos ven con pesar, lo que de nuevo hiere a la tierra que ellos vieron formar.

Soy miembro Omega (O) en el proyecto @templo, un proyecto de curación que tiene como fin apoyar el contenido de calidad en steemit. Únete a nosotros delegando un mínimo de 100 SP y disfruta de los beneficios de pertenecer a nuestra comunidad.

Panorama nocturno [Prosa poética] / Night panorama [Poetic prose]

Versión en español

 
Al asomarme al pie de la ventana, contemplé con maravilla aquellos colores serenos. La melodía apacible hacía juego con los ululares de búhos activos y observadores. Luceros interponían su brillo, sobre el oscuro azulado del cielo esmaltado.

Bajo su luz bosques espectrales, que pueden confundirse con ambientes quiméricos. El reflejo de una laguna durmiente, se contrapone alumbrando su belleza. El sosiego de las rocas inmutadas, esconde aventuras en fantasías altivas. Ante la presencia de la reina noche, grillos y luciérnagas esgrimen sinfonías.

En la inmensidad del revelado espacio, haces de luz viajan por las estrellas. Las parábolas de esos mundos tan lejanos, son tan efímeras, y sus sucesos tan escuetos.

Comienza la melodía de la calma lisonjera, tocada por el viento, céfiro fresco. El sonido de su flauta induce a las criaturas diurnas, a cruzar umbrales hacia el reino de Morfeo.

Al imponerse por fin la fantasmal luna, quien se ocultaba detrás de velos nebulosos, con su brillo severo ilumina más el paisaje, y yo en ese instante obedezco a la música del viento.

Abandono la ventana para acomodarme en mi lecho, y sumergirme en sopores de deseos y recuerdos.

English version

 
When I looked out of the window, I watched those serene colors with wonder. The gentle melody matched the hoots of active owls and observers. Lights interposed their brightness, on the dark blue of the enameled sky.

Under its light spectral forests, which can be confused with chimerical environments. The reflection of a sleeping lagoon contrasts with its beauty. The calmness of the unchanged rocks, hides adventures in haughty fantasies. In the presence of the night queen, crickets and fireflies brandish symphonies.

In the vastness of the revealed space, beams of light travel through the stars. The parables of those worlds so distant, are so ephemeral, and their events so terse.

The melody of flattering calm begins, touched by the wind, fresh zephyr. The sound of his flute induces the diurnal creatures, to cross thresholds towards the kingdom of Morpheus.

When finally imposed the ghostly moon, who was hidden behind nebulous veils, with its severe brightness illuminates the landscape more, and I at that moment obey the music of the wind.

I leave the window to settle into my bed, and immerse myself in soups of desires and memories.

Soy miembro Omega (Ω) en el proyecto @templo, un proyecto de curación que tiene como fin apoyar el contenido de calidad en steemit. Únete a nosotros delegando un mínimo de 100 SP y disfruta de los beneficios de pertenecer a nuestra comunidad.

De nuevo con luz (a medias)

Debo de decir que estoy satisfecho a medias porque los racionamientos de electricidad serán cada vez más fuertes. Por mi zona nadie sabe a qué horas se irá la luz, todos están preparando todo lo posible para que sus aparatos eléctricos no se dañen. Yo por mi parte, con el servicio eléctrico trabajando a medias, aun puedo postear diariamente y normal.

No me preocupo en lo absoluto por el servicio de internet, puesto que utilizo dos, el de mi teléfono y el de mi casa (aquí entre nos, el de mi celular es mucho mejor). Lamentablemente hay muchas personas que si dependen de este servicio, en especial, el de la electricidad, porque cuando no hay luz no hay agua, y este último recurso es bastante vitalicio.

Los hospitales son los que más sufren. Incontables pacientes que dependen de la electricidad para seguir viviendo, eso sí le añadimos el dolor que deben padecer al no tener estos aparatos que les provean de vida.

No sabemos cuánto tiempo más padeceremos esto, la verdad, no me gusta hablar mucho de estos temas porque lo que yo quiero es que mi blog sea solo de literatura, la literatura que yo decido escribir, pero no puedo tampoco evitar hablar sobre esto, porque lo vivo fuertemente.

Solo esperemos que el mañana sea prospero de nuevo, lleno de paz y tranquilidad. Estos días los he llevado con calma, como si estuviera en una especie de retiro, debe ser por mi personalidad pasiva que me ayuda a adaptarme fácilmente a todo. Con esto no quiero decir que quiero seguir así, no soy conformista, solo que así soy, así he sido siempre desde que tengo memoria.

Vamos a ver como transcurrirán estos días en el que la electricidad sigue hiendo y viniendo, por ahora, esto será lo último que publicaré sobre esto.

Sumidos en las tinieblas (otra vez)

De nuevo volvemos a caminar en la oscuridad. Las personas que me conocen saben que soy muy sereno, difícilmente me altero, pero esto de verdad me pone bastante mal. He tenido fuertes jaquecas al estar parado, encerrado en casa esperando a que llegue la electricidad. Afortunadamente estoy bien surtido de agua y de comida para soportar no sé cuántos días. Calculo que tengo suministros para una semana, quizás más, pero si esta situación no se arregla pronto no sé qué haré sinceramente.

Una amiga se está quedando conmigo, ella es de Mérida y ya en la tarde se regresa a su ciudad, allá al parecer el servicio eléctrico si está trabajando con normalidad solo en algunos sectores. Yo por mi parte aguantaré hasta que llegue la luz, quien sabe cuándo, ya que siempre somos el último estado al que le restablecen la electricidad, cuando se trata de apagones a nivel nacional.

Algunos se preguntarán que si he publicado este post, quiere decir que ya tengo luz e internet, pues no. Estoy utilizando los datos de mi celular para poder conectarme con mi laptop, ya que Movistar ha tenido señal todos estos días. Espero que todo pase, mantengo mi mente ocupada leyendo y escribiendo, realizo nuevos post que pienso publicar. No me rendiré tan fácilmente.

Ya todos los venezolanos estamos cansados de esta negligencia y esta falta de buena administración. ¿Las excusas? Las mismas que ellos dicen, sabotaje, sabotaje y más sabotaje, ninguno de ellos es el culpable. Solo espero que todo en mí país vuelva a ser abundante en prosperidad y eficiencia en todos los sentidos. No tengo planes de irme y no quiero hacerlo, siento que tengo mucho que hacer aquí.

Saludos a todos los que han podido leerme, disculpen si no contesto sus comentarios, la verdad no puedo hacerlo. Les mando mis mejores vibras y sin pasan por situaciones similares, nunca se rindan y sigan adelante.

Soy miembro Omega (Ω) en el proyecto @templo, un proyecto de curación que tiene como fin apoyar el contenido de calidad en steemit. Únete a nosotros delegando un mínimo de 100 SP y disfruta de los beneficios de pertenecer a nuestra comunidad.

Una crónica de la demencia IX

«…las identidades son infinitas y errantes…»

María de nuevo estaba en la oscuridad. Hablando con aquello que venía del otro lado. Liliana se escondía debajo de las sábanas, asustada por lo que su hermana decía ver, Y ella no podía. María desde muy chica siempre ha tenido tal habilidad, se esculpían figuras que se movían entre las paredes. Manos tenebrosas que incrementaban en tamaño, y muchas la espantaban y ella no dormía.

 
Amelia, la madre de las pequeñas, llevó a terapias intensas a la pobre María. Con medicamentos podía controlar, aquello que su mente, deliberadamente podía percibir. Pero llegó el día en que ella desobedeció, olvidando la importancia de aquello que mantenía, su enfermedad excluida, y aquellos seres a raya no quedaron, y volvieron a abalanzarse sobre la pequeña.

 
Días de ansiedades corrompieron, noches intranquilas de terrores e insomnios. Liliana le gritaba a mamá, despavorida. Amelia no tenía idea de lo que había hecho su hija. Abandonar el medicamento fue un acto tan erróneo, pero su madre nunca lo supo. María hablaba con aquello que veía con soltura, no le aterraba que no fueran de este mundo. No le espantaba la idea de que fueran oscuras e informes. No se intimidaba de su origen desconocido, puesto que ya había hecho un vínculo fraternal.

 
Liliana cada noche llamaba a mamá. Con más fuerza. Estaba aterrada por lo que su hermana decía ver. Ya no jugaban a las muñecas juntas. Ya no compartían palabras en la mesa. Ya no cruzaba miradas con ella ni en su propia habitación, pensar en su hermana la llenaba de terror. Liliana le gritaba a mamá con más desesperanza, Y Amelia acudía y se angustiaba, ya no sabía qué hacer. La triste idea de no poder ayudar a su pequeña la derruía, y María no sabía porque su hermana la evadía.

 
María nunca dejó de hablar con sus amigos, y su enfermedad avanzó. Una realidad alterna que adoptó como suya, la arrastró. Liliana no compartió de nuevo con su hermana, vivió aterrada, por lo que a su lado soportó.

Soy miembro Omega (Ω) en el proyecto @templo, un proyecto de curación que tiene como fin apoyar el contenido de calidad en steemit. Únete a nosotros delegando un mínimo de 100 SP y disfruta de los beneficios de pertenecer a nuestra comunidad.

Un sueño predestinado [Prosa poética]

https://cdn.pixabay.com/photo/2017/08/01/01/33/beanie-2562646_960_720.jpg

Siempre he soñado con un lugar que sostenga todos mis anhelos y convierta todas mis decepciones en desechos del objetivismo. Un jardín floreado donde descansen inertes todas mis metas. Una fuente de aguas cristalinas, donde mis temores y angustias se sumen de quietudes y se llenen de ideas que mantengan engrilletados los pesares.

Un estudio de trabajo, donde la concentración, la curiosidad y la sapiencia, trabajen en conjunto conmigo trayendo para mí un baño celestial de hermosas creaciones. Que mis dedos sean siempre los artistas de las maravillas que cautivan a corazones hambrientos de belleza.

Dos habitaciones que den su cobijo al amor y la fraternidad. No soy quisquilloso en cuanto al sexo, el género que he de amar debe concederme poder entrar a las entrañas de sus emociones, y poder acariciar dignamente, con apacible dulzura las alas de su deseada alma. La sala será un lugar donde habiten la comodidad de estar en un hogar, más tierno que el canto melodioso de las aves matinales que vienen a visita nuestra, deslumbradas por el Sol y dominadas por las frescas brisas.

https://cdn.pixabay.com/photo/2016/11/29/06/08/beautiful-1867715_960_720.jpg

Quiero recorrer los inhóspitos lugares de mi santuario en donde venero a mí calma. Donde abrazo a las musas de mis sueños pasados y desprendo mi vida de mi cuerpo para conectarla al flujo constante de la energía universal. Un altar para mis hijos colocaré en un espacio intangible, donde nadie podrá encontrarlos. Mis descendientes surgidos del lago de mi consciencia vivirán en mí hasta que mi cuerpo se convierta en polvo espacial, y mi alma cruce sin dolor al otro lado del rio Estigia.

Azaroso emprendí las bases de mi destino, formando con mis manos poco a poco el retrato que ha quedado colgado en mi mente. El desahogo me ha llevado de la mano a ese destino, y pronto tocaré las cristalinas aguas de esa fuente, a los floreados jardines de distintas especies de plantas, a mi privado estudio de lecturas y planeamientos, y a la valerosa alma que compartirá todo aquello conmigo.

Soy miembro Omega (Ω) en el proyecto @templo, un proyecto de curación que tiene como fin apoyar el contenido de calidad en steemit. Únete a nosotros delegando un mínimo de 100 SP y disfruta de los beneficios de pertenecer a nuestra comunidad.

Elaica I. El comienzo

Ilustración

Elaica es una serie de relatos que se relacionan entre sí porque se desenvuelven en esta mítica y fantástica tierra. Cada relato es una historia distinta y a veces, una continuación.

Obras literarias originales realizadas por mí.

El comienzo

 
En un principio, todo era moldeado por el silencio. En un principio, el trono del cielo brillaba fulgente y se reflejaba en los doce altares de los «Antiguos», donde todos los habitantes de Elaica aun cuentan como el firmamento se formó y los mares bravos surgieron de las tempestades. El daño aun hoy en día sigue siendo irremediable sobre las cabezas de aquellos habitantes que claman por días buenos y tranquilos.

 
Las cinco ciudades más importantes de Elaica eran un faro de sabiduría, poder, riqueza, perspicacia y belleza, pero la decadencia llegó caminando con pasos sigilosos y cortos sobre aquellos hombres y mujeres, y nadie se dio cuenta de ello.

 
Poco a poco, las ciudades caían una por una, sucumbiendo ante la malignidad del paranoico rey del valle de serpientes, quien cual tirano solo sigue los deseos de su corrupto corazón. En un principio no era así. En un principio fue un rey bueno, sabio y consciente, que con certeras decisiones esparció la prosperidad en todos los territorios de Elaica.

 
Sadgón, el justo, le decían, en aquellos días benignos, pero ahora su apodo ha cambiado al del verdugo, marioneta de los nueve demonios de Ururthur. Todo comenzó en aquella gran batalla, cuando Sadgón aún no era rey, y las cinco ciudades apoyaron sus designios de enfrentar al poderoso Khars, quien fue señor de todo Ururthur. Él y toda su raza prometió destruir y conquistar a todas las ciudades, poblados, clanes y tribus que se distribuyen incluso en los confines de Elaica.

 
Una nueva era quería para los demonios de su tierra, porque aquella era la promesa que dio cuando ascendió al trono de acero derretido de Ururthur. En aquella gran batalla, Sadgón se enfrentó a él, y a sus veinte legiones infernales hambrientas de carne humana. Aquella batalla culminó con la victoria de Sadgón y las cinco ciudades principales. Pareciera que aquel momento dio por terminado siglos y siglos de interminables e hirientes suplicios, al ser el propio Sadgón el ejecutor de tan vil monarca. Al rodar la cabeza de Kahrs en aquel negro campo de batalla, los demonios restantes de Ururthur huyeron despavoridos a las distintas Tierras del Este, y no se supo más de ellos por varios años.

Se hicieron fiestas por siete días y siete noches, y más en el esperado día, cuando Sadgón ascendió al trono de Elam, la ciudad donde reside el todopoderoso protector de toda Elaica. Años pasaron y parecía que las cosas no podrían salir mejor. El comercio fue abundante, los regalos de la tierra traían excedentes incluso para las tribus lejanas de Sakhar, quienes siempre bailaban para los espíritus de la naturaleza con vigor y fuerza.

 
El vínculo que mantenía en armonía a las cinco ciudades con sus respectivos cinco señores y consortes parecía inquebrantable y lleno de dicha, hasta que las cosas comenzaron a dar un giro hacia a las tinieblas.

 
De repente, el sabio rey Sadgón empezó a delirar con exaltante horror sobre aquél día de la batalla, cuando venció al malvado Khars. En sus perturbadoras noches somnolientas, los criados que le atendían relataban sobre los horribles gritos que el rey vociferaba desde su habitación. Comentaban con miedo que un escalofrío intenso les helaba la sangre al escuchar aquellos chillidos, que no parecían humanos. Se llamaron sanadores y hechiceros de distintos lugares para calmar lo que parecía ser una maldición que acongojaba al rey, pero ningún conjuro o preparación parecía surtir efecto alguno.

 
Hasta que, una noche de repente, todo se tornó tranquilo. No se escucharon gritos ni gruñidos ni exhalaciones guturales monstruosas. Los criados que trabajaban en las noches para atender al rey echaron un vistazo en su habitación, y vieron que dormía plácidamente. La maldición había acabado, era lo que pensaron.

 
A la mañana siguiente de ese día el rey salió de su habitación, imponente, caminando con gracia entre los pasillos del glorioso y esplendoroso palacio celeste de Elam, hasta su ancho salón, decorado con suelo y columnas de mármol, de berilio y rubíes eran sus gemas incrustadas. Las enormes copas doradas que estaban hacia los lados junto a las columnas que conducían al trono de marfil, contenían cuarzos azules que despedían una energía impresionante y, según dicen, fue uno de los materiales principales mezclados con los que se construyó el palacio.

 
Dirigiéndose a su trono rodeado de reverencias provenientes de los grandes cortesanos, ministros, señores representantes de las cinco ciudades principales, pudientes mercaderes y pontífices representantes de los «Antiguos», los primeros titanes que caminaron Elaica, y que para las personas aún son considerados deidades.

 
De ese día se cuenta que el rey Sadgón llevaba una mirada distinta, una mirada que representaba al maquiavelismo y la severidad. Desde ese día ese rostro sería el causante de todo el sufrimiento que ahora padecen todos los habitantes de Elaica, a quienes la alegría, se les despojó de los corazones.

 
Todo comenzó desde allí, desde el trono, mientras el rey exponía sus nuevas políticas con su sequito de poderosos y altos mandatarios. Hablaba sobre severidad y de tratar a la “traición”, súbitamente, de la forma más abrupta que se les pudiera ocurrir. Según él, la traición se enraizaba y poco a poco crecía en todo su reino, el reino que él debía proteger.

 
Hubo varios días de pensamientos confusos y el rey esgrimía sus argumentos cada vez más y más, como un loco paranoico acechado por un póstumo ataque fulminante. Se arrastraba cual reptante ser, hacia los oídos de los señores y cortesanos. Muchos de ellos abalaban sus argumentos, profiriendo más mentiras, arrastrando más suciedad del abismo. Aquellas palabras repetidas con nuevas palabras malignas y engañosas se convirtieron en la única verdad que ellos seguían, y dieron su apoyo a las nuevas políticas del rey, y al ser aceptada su nueva ley, el rey Sadgón alzó su espada con brío, listo para insertarla con furia sobre las venas sangrantes de Elaica.

 
Pocos fueron los señores, —entre ellos el valiente capitán Tristán—, quienes no estaban de acuerdo, y huyeron hacia sus tierras para advertir y preparar a sus siervos sobre el nuevo terror que se avecinaba. El rey se había vuelto un loco despiadado. De nuevo, Elaica no conocería la paz, la nube siniestra de corrupción y dolor brotó con fuerza desde el salón principal del palacio celeste de Elam, hacia el cielo, y la felicidad fue reemplazada por el miedo y las lágrimas.

 
Y así es como cuentan de como todo comenzó, de cómo la decadencia volvió a Elaica y esta vez, montó su trono desde el centro de lo que alguna vez fue glorioso…

Soy miembro Omega (Ω) en el proyecto @templo, un proyecto de curación que tiene como fin apoyar el contenido de calidad en steemit. Únete a nosotros delegando un mínimo de 100 SP y disfruta de los beneficios de pertenecer a nuestra comunidad.

Los niños de Lilith (Parte XVI)


Partes anteriores.

Parte IParte IIParte IIIParte IVParte VParte VIParte VIIParte VIIIParte IXParte XParte XIParte XIIParte XIIIParte XIVParte XV


 

La culminación del suspenso

 
Todo quedó en completo silencio. Nadie soltó palabra alguna, pero todo eso cambió cuando lo que se avecinaba comenzaba a brotar desde las profundidades de la sorpresa. El resto de los niños empezó a gritar de dolor, apretando con sus manos fuertemente sus cabezas.

Era como un concierto de estridentes y angustiosos chillidos. La bestia demoniaca se puso más erguida y quiso abalanzarse contra Jonathan para arrebatarle el corazón de Asmodeus, pero de repente, algo la detuvo. Comenzó a emanar vapor de su repulsivo cuerpo. Miraba sus garras y sus patas enormes y negras y luego vociferó un ruido tan fuerte que la Hermana Agatha y Jonathan tuvieron que taparse los oídos con fuerza.

—¡Agente Semprún, corra, debemos irnos inmediatamente de aquí! —Gritó la monja desesperada y sorprendida, puesto que ya podía hablar.

Jonathan corrió hacia la hermana Agatha y la tomó del brazo y ambos se fueron de allí lo más rápido posible. El suelo comenzaba a temblar y la intensidad de la neblina comenzó a disiparse poco a poco.

—¡Hermana Agatha! —Dijo Jonathan en tono de voz alta por el asombro— ¡Está viva y su voz ha vuelto! ¡No sabe cuánto me alegra!

La Hermana Agatha tomó su cuello con sus dos manos apretándolo con suavidad, sintiéndose feliz porque las palabras por fin salían de su boca.

—Puedo decir que esto es un milagro, aunque sé que usted se burlaría de mí, pero no me importa, ¡porque puedo volver a hablar y estamos vivos!

—Por el momento… —Dijo Jonathan rompiendo el aliento—.

El suelo seguía temblando y los edificios parecía que fueran a caerse, pero no lo hacían. En el fondo de todo ese ambiente de terror, aun se escuchaban los gritos de los niños de dolor. Tanto Jonathan como la Hermana Agatha sintieron pena al escucharlos, porque eran gritos espantosos y lamentables, tan intensos, que a la monja se le salió una lágrima y pedía a Dios en su mente de que cesaran de una vez.

—Nunca pensé que usted sería capaz de apuñalar a un niño con un cuchillo de esa manera tan brutal como lo ha hecho. —Dijo el agente Semprún—.

—El momento no me dio para pensar, sabía que si atacaba aquella monstruosa criatura no le ocasionaría algún daño, así que me fui por el niño líder quien mantenía aquel maleficio a flote sobre todos nosotros. Eso permitió que los niños se liberaran de este satánico embrujo, todo parece estar volviendo a la normalidad, pobrecitos, espero que no sufran mucho.

—Sí, espero que no…

Mientras esperaban a que todo el caos pasase, observaban como todo se transformaba y las tinieblas que tomaron al pueblo poco a poco dejaban su reino de horror atrás. Al deshacerse la discordia que había entre la luz y la oscuridad, un ambiente blanco y cegador se plantó de impacto y nuestros dos protagonistas tuvieron que cubrirse los ojos para no recibir el daño.

Poco a poco la intensa luz comenzó a descender, y el brillo se hizo más afable. Al abrir los ojos por completo, Jonathan y la monja miraron con asombro que el ambiente del decaído Caricao había desaparecido por completo.

A continuación las puertas de las casas se abrieron y de ellas salieron los habitantes de Caricao junto con los niños, todos frotaron sus ojos como si hubiesen salido de un largo y profundo sueño. No había indicios de todo lo anterior ocurrido en sus mentes, todo se disolvió, como un mal aroma en el viento.

—Parece que todo ha vuelto a la normalidad —Dijo la monja respirando alivio al verlo todo—.

—Sí, parece que sí… espere… ¡No puede ser!

En su mano derecha Jonathan aún conservaba la caja negra, miró en su interior y aun se encontraba el corazón de Asmodeus, pero esta vez, estaba opaco y sin color.

—¿Qué haremos con esto? —Dijo Jonathan aterrado—.

—Lo mejor sería esconderlo en un lugar donde nadie lo vaya a encontrar, en el convento por ejemplo, tengo un lugar secreto donde a veces voy a leer mis libros. Las demás monjas son muy supersticiosas y no van allí, por lo desolado y silencioso que es, así que es el lugar perfecto para esconder algo.

—Me parece bien, le encargo esto Hermana sé que usted lo ocultará bien del resto del mundo, yo la verdad no quiero tener nada que ver con esa cosa, ya bastante hemos pasado por su culpa.

La monja asintió y Jonathan le entregó la caja negra de hierro, sabiendo que con ello terminaría por fin su misión. La orden de permanecer en Caricao ha llegado a su fin y él terminó despidiéndose de la monja sin miras de un regreso póstumo a aquel aislado pueblo.

La caja negra fue oculta en el lugar donde la Hermana Agatha dijo que la escondería, ni el bien ni el mal sabrán de su existencia jamás, pero siempre habrá fuerzas que pidan a gritos su poder, cuando el final de los tiempos llegue una pulsación se motorizará en aquel corazón sombrío.

Soy miembro Omega (Ω) en el proyecto @templo, un proyecto de curación que tiene como fin apoyar el contenido de calidad en steemit. Únete a nosotros delegando un mínimo de 100 SP y disfruta de los beneficios de pertenecer a nuestra comunidad.

El estreno de «Us» ya sobre nuestras cabezas

Fuente

 

Desde el año pasado se ha anunciado la realización de la nueva película de terror de Jordan Peelee, ya de por sí, es un director puesto en una estima muy alta por sus fans por la realización de ¡Huye!, película que se llevó la intriga y el corazón de todos los amantes del género.

 
Us, continúa con la misma dinámica, y ya podremos disfrutarla a partir de hoy 22 de marzo, que es la fecha oficial de su tan esperado estreno en las salas de cines. Hablemos un poco de ella y de lo que nos depara este pedazo de obra tan esperada y comentada por todos.

 
Us (Titulo en español: Nosotros) es una película de terror y suspenso estadounidense escrita y dirigida por Jordan Peelee. Está protagonizada por Lupita Nyong’o, actriz ganadora de un Oscar, Winston Duke, Elisabeth Moss y Tim Heidecker. La película fue producida por la compañía Blumhouse productions, conocida por ser una productora de películas de terror de bajo presupuesto, como: Paranormal Activity, Insidious y The Purge.

 
Sinospis: La película trata sobre una familia afroamericana que es amenazada por extraños visitantes que aparecen en la entrada de su casa, cuando están frente a ellos, se dan cuenta que aquellos peligrosos asaltantes son físicamente iguales a ellos. Ahora deberán enfrentarlos y asesinarlos antes de que ellos hagan lo mismo.

 

Fuente

Según el director la historia no solo se centrará en una pareja afrodescendiente, sino que también, en una pareja blanca. El director ha caído en debates sobre si el género de la película es de Terror u Horror, aclarando en el mismo a través de Twitter que es una película del género Terror.

 
Este debate es icónico puesto que hacia bastante tiempo que no se hacía algo así.

 
Jordan Peele le dio al reparto mientras grababan diez películas de terror que «compartían un lenguaje común»: Morir todavía (1991), El resplandor (1980), Babadook (2014), It Follows (2014), Dos hermanas (2003), Los pájaros (1963), Funny Games (1997), Martyrs (Mártires) (2008), Déjame entrar (2008) y El sexto sentido (1999).

 
Esta obra cinematográfica de verdad promete, ya hoy será su estreno y muchos estamos ansiosos. A continuación les dejo el tráiler de la película para que disfruten de este esbozo de lo que se avecina.

Soy miembro Omega (Ω) en el proyecto @templo, un proyecto de curación que tiene como fin apoyar el contenido de calidad en steemit. Únete a nosotros delegando un mínimo de 100 SP y disfruta de los beneficios de pertenecer a nuestra comunidad.

El mítico origen de una guerra sin final

Ilustración


«…fíjate como se corrompen los corazones libres una y otra vez…»

Napucu sorbía las aguas de las flores, moría de sed lentamente. Manka solo le permitía beber una vez al día, puesto que ese era el castigo que merecía cual prisionero. Napucu era un fiero y osado guerrero, que renunció a su vida de duelos, aventuras y problemas, por una vida sedimentaria y tranquila.

 
Por desgracia en los ignotos caminos de esa nueva vida, también deambularon los descalzos pies de Manka, solitaria y temible, conjuradora de lo profano y prohibido. Manka vivía en constante desafío contra los dioses, y estos, al no poder intervenir directamente en la vida de los hombres, modificaron la tierra y crearon un muro de piedras y zarzas, aislando a Manka del resto de los seres vivos.

 
Fue condenada a vivir en hermetismo, practicando nuevos hechizo, caminando sobre planos inciertos. Dentro de sus silenciosos bosques llegó a parar Napucu, quien encontró en ellos la paz que él decía merecer. Los dioses hicieron caer la lluvia y a la tierra temblar, como advertencia para Napucu sobre el peligro en que se metía, pero todo aquello pasó desapercibido para él, y en las entrañas del aislado bosque se metió.

Manka al verlo no dudo en aprovechar, a un alma para con sus conjuros someter. Napucu cayó en la demencia y comenzó a escarbar la tierra con los dedos, llevando las raíces a su ahora maligna dueña. Los regalos de la tierra ya no eran para Napucu, ni el agua que emanaba de las rojizas y místicas flores. La luz del sol evadía sus ojos. La piel canela se hizo áspera y escabrosa. Su mandíbula nunca cerraba y sus manos estaban cada vez más destrozadas.

 
Naqna, la ninfa, hermana de Manka, quiso ayudarle puesto que no compartía lo que su hermana le hacía. Preparó un brebaje de moras, aguas del río, raíces puras y tierras secas, de los distintos lugares a los Manka no podía ir. Guisó todo en los pozos ardientes del bosque de Manka y se lo dio todo a Napucu; mientras caminaba por el bosque, siguiendo sus alucinaciones inducidas.

 
Con el elixir Napucu despertó. De sorpresa casi muere pasmado. Y al ver a la hermosa Naqna, su salvadora, huyó con ella a las imperecederas tierras del olvido, donde nadie vive o muere por la discordia. Bajo los indicios del ya disipado embrujo de Manka, palabras de venganza revolotearon por los aires, y llegaron a los oídos de Napucu y Naqna.

 
Y desde entonces la guerra existió. Desde entonces los vástagos de Manka luchan a muerte contra los descendientes de Napucu y Naqna. En aquellas tierras donde todo es luz y tinieblas, donde hasta en las tierras imperecederas la paz dejó de reinar.

Soy miembro Omega (Ω) en el proyecto @templo, un proyecto de curación que tiene como fin apoyar el contenido de calidad en steemit. Únete a nosotros delegando un mínimo de 100 SP y disfruta de los beneficios de pertenecer a nuestra comunidad.