Briseida

Ayer me quedé pensando muchas veces bajo el cielo de estrellas titilantes. Eran, mejor dicho, recuerdos que me contenían y me abrazaban constantemente. Invoqué con dichas alucinaciones a un fantasma, lleno de rencor, venganza y dolor; vagando por mi casa buscando satisfacción.

En vida era una muchacha buena, muy proactiva pero tímida para amar. Tenía un nombre de pila otorgado por sus progenitores, pero yo le puse otro, uno propio, uno que jamás olvidaría estando en mis brazos.

Briseida la llamaba, y evocaba ese nombre incontables noches. En mis ratos de soledad, sentado en el frente de mi pórtico la llamaba: “¡Briseida!, ¡Briseida!, ¡Briseida!”, era la pasión de mi anhelo, de mi esperanza por tener su compañía a mi lado.

Tanto así la quería que la despreciaba, y solo quería ver su cuerpo perecer. Sentí como un perverso llanto me estrangulaba, dándome la idea más fatídica y satisfactoria que mi corazón pudo saborear.

Con éxito la invité a mi casa y pasamos un rato grato entre bebidas etílicas y risas provocadas por chistes de nuestros días rutinarios. Esa misma noche disfrutamos de una pasión carnal inolvidable, y me estremecí de amor por sus ojos y caderas en movimiento.

Experimenté el amor en todo su esplendor una noche, pero luego comencé a cansarme y un insoportable vilipendio hacia Briseida comenzó a dominarme y la asfixié, hasta provocarle la muerte.

Llevé su cuerpo a un pozo seco cercano y lo tapé con troncos y piedras gruesas del valle. Nadie pudo encontrarla, ni siquiera las plegarias dedicadas ni las lágrimas de sus familiares.

Su espíritu aún sigue aquí conmigo, buscando represalia. Intentando hundirme en la locura o el suicidio, para poder cruzar al más allá. Pero sus intentos son inútiles, ya que mi maldad la condena, y este limbo será su mundo hasta que todo mi odio o mi amor, se agoten.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

La boca del cielo

Una vez diluí con mis ojos la espesura del paisaje nocturno, de montañas fieles a la reina noche y dóciles a la brisa fría. La bruma bramaba al son de las criaturas noctámbulas, que evocaban con fuerza inconmensurable a los espíritus sonámbulos sin piernas.

Vislumbré el cielo un millar de veces y por cada oteo, un tifón se pronunciaba. Las nubes se consumían en su centro y estas bajaban y se esparcían con celeridad. Las sombras se alejaban espantadas, como si viniera el peor de los males. Los animales de la noche huyeron ante el espanto de catastróficos movimientos elípticos.

Me escondí dentro de un pasaje de piedras; muy profundo y oscuro, quería quedarme allí. Desde adentro divisé la penumbra comandada por nubes negras servidoras de las tinieblas, que descendían hasta arrastrarse por la tierra, como viles seres reptantes.

Escuché un eco de truenos que venía de la nada; proveniente de la garganta del cielo. Me adentré más en la oscuridad de mi refugio, me estremecí mucho más de miedo. El eco se dividió en varias voces que decían que querían encontrarme.

Un escalofrío se había metido a mi cueva, como filosos cuchillos recorrió todo mi cuerpo. La claridad por completo desapareció y quedé totalmente envuelto en las tinieblas. El silencio se convirtió en un elemento imperante en el entorno, y fue en ese momento, que me di cuenta que había sido víctima del desmayo.

Al despertar, avisté la luz blanca que se asomaba desde la entrada de mi escondite, y percibí, una tranquilidad tremenda. Al sentirme completamente seguro salí de la cueva y vi que todo había vuelto a la normalidad. Me parece que, fui víctima de una pesadilla trastornada.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Fiesta del campo salvaje [Poema]

Reina de los vientos,
invoca tu compañía,
llama a los discentes
gregarios de tu guardia.

Campañas de heraldos,
avisan a los guerreros
avistan los ejércitos,
que un día nos embistieron.

Llena de caricias,
besos de galanterías.
Flores que asemejan
al mundo y su gallardía.

Brujas que en los bosques,
llaman a los sátiros;
alegres de campos verdes,
con vinos, chistes y encantos.

Todo estaba previsto,
para este campo y el festejo.
Divertidas son las palabras
de un heraldo y su facundia.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Amor vs Venganza

Mírame a los ojos; quiero que veas que estoy arrepentida. Una vez, sin hacer nada, me arruinaste con solo transmitir tus emociones. Era mi prioridad vengarme de ti, hacerte el más letal de los daños, pero tú me has detenido de nuevo, haciéndome desistir de mi decisión.

Una primavera no muy lejana, pensé en ti, abrazando yo misma al anhelo de verte destruido. Discutí junto a licores y cigarrillos aquellos planes trazados por mis manos; ansiosas e impulsivas, que buscan tan osadas un vestigio de tu dolor.

Quise invocarte una vez, antes de tener todo realmente preparado, pero la paciencia y su argumento me detuvieron, excluyendo en un rincón a mi zozobra. Te instalaste en lo más profundo de mi consciencia, siendo una copia exacta de la ironía huésped que invité.

Tenía que darle alto a mis ideas, encarcelarlas en prisiones de cristales, no muy aisladas puesto que aun dependo de ellas, pero lo suficiente para no ser corrompida por sus palabras. Era una víctima de todo este suceso, cada momento que pasaba yo enloquecía. Estaba desesperada por verte en tormento, y solo con las menos sedientas de suplicas, acabar contigo en una estocada final.

Llegó finalmente el día de nuestro encuentro, te cité a la misma cafetería que solíamos frecuentar tu y yo. No te opusiste en ningún momento cuando te llamé, lo que fue para mí un golpe muy bajo.

Nos encontramos finalmente ese día; yo estaba sumamente nerviosa, puedo jurarte eso, con un cigarrillo en la mano para calmar mi ansiedad. Llegaste muy gallardo con una sonrisa en tu rostro, con una estupidez muy cargada en tus hombros.

Intentaste sujetar mi mano y yo la aparté, no quería que nada interrumpiera lo que quería decirte. Tenía la boca llena de palabras sucias y vengadoras, dispuestas a lastimarte de la peor manera; pero, algo detuvo con definitivamente mi represalia.

Sacaste un papel de tu bolso, el cual contenía fotografías de nuestro hijo fallecido. Eran fotografías muy extrañas, ya que se veían demasiado recientes. Mi asombro me sostuvo por un buen rato, pero luego mis impulsos comenzaron a buscar respuestas.

– ¿De verdad es él? ¿Está vivo? ¿Dónde está?- Y seguí por un buen rato. Los ojos se me iluminaron por las lágrimas y mi mente se llenó de ideas nuevas de felicidad. Había olvidado por completo lo anterior y me aferré a un nuevo sentimiento; el amor.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

El resurgimiento [Poema]

En un vacío de arrepentimientos,
mi alma conjuraba sola
en un espacio en mi alcoba.
Un escrito me ha acechado,
apareciendo de repente,
como revelación imprevista.
Solo en este espacio,
con mis recuerdos en la mano,
con la culpa apuñalando,
todo el daño que he causado.
Sólo en este abismo,
de cuatro paredes inquisidoras,
silenciosas y severas,
son un enemigo en las sombras,
a la espera de mi agonizar.
Morí hasta sucumbir,
en el averno de tus ojos,
tan cruel fue mi castigo;
inhumano, pérfido, ominoso,
detestable al alma
y corruptor de la calma.
Una letra de la nada,
salvó una parte de mi esencia,
como esperanza iluminó
desde las fauces de mi mente.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

El Coco

Aún recuerdo ¡Nunca se me olvidará!, el día que nos encontramos frente a frente, en la oscuridad de mi habitación. Al principio no sentía que estabas ahí, mirando, respirando, saboreando de cerca, tú estabas allí; transmitiste escalofríos en mi piel.

Me encontraba acostado arropado por mis colchas afelpadas. La lluvia era bramido de terror; horripilante era el sonido de esa noche. Tus gemidos constantes atravesaron mi corazón, y tú estabas ahí, detrás del armario.

Dentro de mi parálisis yo gritaba con todas mis fuerzas: ¡Tengo miedo!, pero sé que nadie me escuchaba. Yo era un infante dominado por el horror, pero sabía a lo que me enfrentaba o tenía una idea minúscula de lo que eras.

Escuchaba pasos livianos en mi habitación, las sombras se asomaban lentamente para presenciar lo que venía. Yo estaba bajo mis sabanas gruesas cuando sentí que algo se subió encima de mí. ¡Grité despavorido! ¡Nunca había sentido una emoción más aguda e intensa!, pero luego al percatarme, se trataba de mi pequeña gata “Salina”, gata perversa.

Mi cuerpo se alteraba cada vez más y el ambiente se volvía cada vez más frio y silencioso. La lluvia parecía que cesaba, puesto que ya no golpeaba la ventana con brava fuerza.

De repente, sentí un movimiento al lado de mi cama; primero pensé que se trataba de mi gata pero luego, al asomarme con cuidado y sin alzar mucho la cabeza, noté unos ojos amarillos, ¡espantosos y destellantes! Unos colmillos blancos y unas garras mortíferas adheridas a un cuerpo cubierto de pelo negro azabache.

¡Eras tú! Me sonreíste y caí en un letargo traumático del que jamás pude reponerme. Al despertar, todo se había desvanecido y yo con tu imagen frente a mí en forma de recuerdo estaba atormentado.

Desde entonces no tuve una niñez normal y viví enajenado, paranoico, desconfiado y lleno de limitaciones en mi personalidad. Todas las noches sueño, gritando con fuerza la aparición de tu espantoso rostro, ahogado con dificultades para poder despertar de esa terrible pesadilla, escrita por ti su protagonista.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Conatus sum

Una vez me encontraba viajando en una nube blanca del reino celeste; el lugar de donde provine parecía un letargo de lo más hermoso. Acaudaladas ilusiones de jazmín y zafiros volaron por los alrededores de mi espacio.

Una idea llegó de la nada para acompañarme en mi trayecto, y fuimos hacia las montañas de una ilusión con ansias recordada. Nos adentramos en una cueva en la que fuimos recibidos por un viejo oráculo, hablándonos del elixir de las heridas sanadas.

Tal pócima, fue creada por él, utilizando las lágrimas de madres con amores sinceros a sus hijos. Pero hubo una tormenta brava que lo expulsó de su antiguo hogar, dejando aquel elixir en manos del extravío.

La idea y yo al escuchar su historia, decidimos ir en búsqueda de aquella cosa tan extraordinaria. El oráculo nos habló del mágico líquido; lo primero que te causa después de tomarla, es un mareo interminable de vueltas que al final, se convierten en pasadizos de colores radiantes.

Las iluminaciones no paran y sientes que tu cabeza quiere estallar, pero al final una verdad se muestra ante ti, revelándote el presagio más esperado de tu vida.

Mi corazón se levantó con fuerza y motivado a ir a aquel sitio, me levanté con el afán de encontrar aquello que mi futuro revelará. Al llegar al lugar me di cuenta que ya no estaba, y justo en ese momento, ya alguien había probado de esa pócima ancestral.

Era una mujer, parecida a una ninfa, con los ojos blancos sin pupila y el cabello castaño claro, tieso como el heno. Miraba hacia una sola dirección con una sonrisa en su rostro y las manos ensangrentadas por el vidrio del frasco del elixir roto en sus manos.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Nosotros

Nosotros somos los acechadores de la vida, calumniamos a un alma interrumpida por el amor. Le deseamos buenaventura a quien predica el perdón. Velamos por el anhelo de una esperanza olvidada.

Unimos nuestras manos a un pasado que sucumbió. Le predicamos a la muerte siempre aquella justa y rápida. Olvidamos la malicia de aquellos que hicieron mucho daño, para volver al ciclo que juramentaron los órdenes establecidos.

Nos aprobó la traición un descanso inocuo que jamás volvió. Nos aferramos a la ilusión que un abismo consumió. Proferimos una idea para el bien y la justicia, para que todas las almas nunca pierdan su camino fiel.

Deambulamos por los pasajes sepulcrales de los miedos, encontrándonos de nuevo con el amor y lo confrontamos: “Más solo aquellos que sufren tienen todo el derecho de hacerlo, sin embargo; quienes no pueden soportarlo solo son empujados a la oscuridad.”

A tal aseveración fuimos correspondidos, con la siguiente premisa: “No es mi jurisdicción las consecuencias de mi gracia. No soy emisario ni sirviente del bien ni del mal. Hago que las esencias vean las cosas como yo las veo, sin importarme el dolor, la inconformidad o el deterioro.”

La respuesta del amor nos hizo reflexionar con profundidad. Siempre hemos sido estandartes del bien intentando reprimir el mal. Sabemos que tal hazaña es imposible de realizar, porque ambas fuerzas, aunque oponentes se conjugan y conllevan a una virtud que despreciamos inconscientemente; el conocimiento.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Posibilidades infinitas [Reflexión]

Las posibilidades se vuelven infinitas cuando tenemos un sinfín de opciones, algunas pueden parecer muy provechosas, pero en realidad dentro de ellas mismas, guardan una malicia que definitivamente no pueden ocultar.

Tales casos generales se han presentado con personas que no pueden sostener su aparente pulcritud, y esperan, como zorros al acecho, que el destino depure sus errores trayéndoles nuevas fortalezas.

No es más erróneo pensar que las cosas se pueden resolver al pie de la letra, de acuerdo a un manual de problemas que ya se solventaron. El chip que tenemos implantado es el del facilismos, y siempre; si tenemos la posibilidad, escogeremos ese camino.

El ser humano está lleno de cosas fascinantes, esto no quiere decir que todas sean buenas, muchas pueden ser malas, o simplemente, utilizan mecanismos para defenderse entre ellas.

Quizás las posibilidades que tenemos son efímeras y no concretamos muchas cosas, pero sabemos que el destino es solo una máquina, que trabaja de acuerdo a las indicaciones implantadas por su creador.

Nosotros solo somos usuarios que transitamos por esos caminos diversos y complejos, y la mayoría de las veces nunca vamos a estar de acuerdo.

Si llevamos una nueva concepción en nuestra cabeza de cómo deben de ser las cosas, nos perderíamos y no tendríamos la posibilidad de ser, lo que seremos.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

A ella…

A ella no la encontrarás retirada en el balcón; acompañada de sus pensamientos volátiles y fugaces, como las aves del lejano norte.

A ella no la encontrarás delirando una y otra vez, las misma palabras del ayer, las que se quedaron en el olvido.

A ella ya no la encontrarás llorando sentada en su sillón frente a su gran espejo; el reflejo que ella analizó ha interrumpido su tristeza.

A ella no la verás de nuevo reclamándole al tiempo, por los años malgastados, por perversidades de un capricho.

A ella no le verás en los ojos remordimientos ni arrepentimientos. Solo existe un predicamento oculto en sus entrañas, el cual, lo encarcela con recelo.

A ella no la verás de nuevo incauta, víctima del amor; sabe que sus calabozos inciertos son nocivos y ciegan su voluntad cruelmente.

A ella no la verás otra vez vislumbrando el horizonte desde las montañas, aunque la nostalgia le hace compañía no sucumbe ante ella, enfrentándola con una leve sonrisa.

A ella ya no la escucharás invocando a la pasión. Disfruta de la soledad más no es su confidente, puesto que tarde o temprano se convierte en enemiga dañina, usando sus fragilidades más tenues.

A ella ya no la verás caminando por el reino de la noche, enajenada por voces maliciosas y prometedoras. La razón es su aliada cuando la abandona la conciencia.

A ella la encontrarás en su estudio escribiendo, sepultando con letras un amor que pereció. En una partida purificó su corazón; y en otra partida, a su puerta, un sueño por fin tocó.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif