Trayectos de anhelo

Una parte de mis ilusiones se separó de mi conciencia, cogieron rumbo hacia un lugar donde la esperanza se corona como única emperatriz. La otra parte se quedó para mantenerme dormitado despierto, interrumpiendo mis rutinas con fuertes y esporádicos pensamientos.

La guardia de las sirenas comenzó a distribuirse a la media noche. Los seres marinos las miraban temerosos por su imponente figura. Sus risas expiden vibraciones de malicia. Hieren a sus vasallos con miradas cruzadas de severidad e inclemencia. Los súbditos bajan sus extremidades al momento de ellas pasar y murmuran con sonidos tan bajos que el agua no puede sostener.

Hacia el cielo han ascendido parte de mis esperanzas, siendo más ligeras que el aire que las sostiene. El reino de las aves yace en las blancas nubes, juegan con los astros rapaces y fugitivos del universo. Las plumas de los ángeles se esparcen por el espacio célico y terminan en manos de seres de mentes ilimitadas.

Otras de ellas se adentraron en el fuego, y conocieron su forma, su composición y su estructura. Sus edificios eran parecidos a los torrentes de vehemencia calcinantes del sol, esgrimen ira y la convierten en ciudades apodadas “Ciudades de la Furia”. Los maremotos crean ondulaciones de magma, sobre el suelo de su metrópolis encendida e iluminada.

Ellas se marcharon y nunca volvieron, circularon libres por los diferentes elementos, conocieron nuevos escenarios y escucharon historias. Se adentraron en las constelaciones, océanos y lumbres extendidas, para separarme de la libertad que por necedad he dejado escapar.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Después del reposo eterno

Desperté de nuevo, renacido de un intenso letargo. He quedado anonadado por las cosas que veía a mi alrededor. Era un espacio, inmenso, infinito; debajo de mis pies solo había tierra color café y hacia arriba, había un mundo cristalino y célico.

Me encontraba varado en un risco cilíndrico, escuchando al viento que me golpeaba como un vendaval. Sentí mucho temor, porque sentía que el denso aire iba a empujarme hacia el final del borde. La altura era impresionante; sabía que caer desde esa distancia destrozaría mi cuerpo por completo.

De repente, escuché un coro que provenía de arriba, y del inmenso espacio de cristal comenzaron a descender criaturas de alas gigantescas, de colores diferentes y cambiantes, sin rostro ni apariencia visible, pero con formas definidas.

Me espanté demasiado, puesto que pensaba que el gran mar celeste se caía, pero luego de unos momentos comencé a percibir una paz que me abrumaba. Era como caer en el más afable reposo, sin dolores y preocupaciones acongojantes, solo tranquilidad.

Mi miedo se esfumó, y las criaturas se acercaron a mí y comenzaron a levantarme. Levitaron a mi alrededor, de un lado a otro, cantando canciones en una lengua fantástica y en un sonido discordante, pacífico y suave.

Nos elevamos a ciertos kilómetros del peñasco cilíndrico donde me encontraba varado, hasta que escuché un sonido distinto. Este provenía de la tierra, y no era para nada agradable, sino más bien estridente, gutural y espantoso.

Eran como sombras abisales, grises y violetas, que gritaban causando el más agudo pánico. Se acercaron a gran velocidad, tan cerca, que pude vislumbrar que no tenían rostro. Comenzaron a luchar contra los seres empíreos que me acompañaban, y fue en medio de la batalla que perdí la calma y dejé de levitar.

Caí a una distancia considerable, pensé que iba a morir, pero una de las criaturas celestes repentinamente me salvó, y me dejó en un lugar seguro. Después de asegurarme me abandonó en ese sitio y fue cuando noté que la oscuridad empezaba a tragarme.

Parpadeé de miedo varias veces y la respiración se me cortaba, luego abrí mis ojos con fuerza y di un brinco de energía, bañado en desesperación. Sin embargo, no he podido salir de esta prisión, no hay ni señal de que la luz fuera a manifestarse. Tengo miedo de quedar atrapado para siempre y no alcanzar aquella gracia nuevamente.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Podría… [Poema]

Podría describirte
en mi sueño tentativo.

Podría acecharte,
en mi deseo primitivo.

Podría devorarte
en mi anhelo impulsivo.

Podría lastimarte,
en mi estado corrosivo.

Podría derruirte,
con mi aforo destructivo.

Podría secuestrarte,
y estar justos cautivos.

Podría persuadirte,
con mis párrafos incitativos

Podría enamorarte,
y en mis brazos absolverte.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Banshee

Es más gélido terror atravesó mi pecho, como la más afilada de las lanzas. Mis manos comenzaron a temblar al escuchar aquel grito horrendo. Una presencia, más sumergida en la agonía, me llegó por detrás mientras estaba en mi trance paralizado por el miedo.

El único movimiento que sentía, era el de mis manos temblando entre pequeños y contiguos espasmos. Una mirada con expresión de tristeza abismal, se posó frente a mí mirándome con ojos vacíos y oscuros. Extendió una de sus manos, y tocó mi rostro desactivado de toda defensa y me sonrió, con una risa espeluznante y retorcida.

Me encadenó a su ritual de la esclavitud, reteniéndome en sus cadenas de melancolía. Se convirtió en la dueña de mis sentidos. Me destronó de la capacidad de razonar.

Después de unos momentos, de quedar atrapado en ese limbo encrespado, escuché un grito horrendo y la lúgubre aura que me apresaba desapareció, junto con aquel espanto que me dominaba por completo.

Miré a mi alrededor y todo había vuelto a la normalidad; era como si me hubiera quedado dormido por un momento y hubiese despertado en un instante. Tomé mi camino a gran velocidad al pueblo más cercano, entre esas pérdidas y nebulosas montañas y me callé; puesto que si entablaba esto con las personas me creerían un demente.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

La cueva de los reposos

Al escuchar el llamado de los astros que se asomaban por mi ventana, llamó mi atención fuertemente el aullido pequeño de los murmullos de las criaturas habitantes del bosque. Me salí del resguardo de mis aposentos y comencé a caminar por el sendero cubierto de piedras.

Las diferentes lenguas que se escuchaban a mi alrededor, comenzaron a invocar una leyenda de tragedias irreverentes, causadas por un fragor que se instaló anteriormente a la llegada de los pixies.

El cielo nocturno se niveló con la luna, y al terminar su gobierno de turno, fue destronado por el alba y a su bienvenida llegó el día con su sol coronado. Los rayos de luz ampliaron mi visión durante mi caminar; y gracias a ello encontré el portal a un país infernal.

Las zarzas y raíces de árboles fornidos y antiguos detuvieron mi camino, pero un grito que sonó como desde la distancia golpeó a los árboles en forma de eco; y estos al sentir tal impacto abrieron paso y yo me adentré sin mirar hacia los lados.

Me adentré por un túnel carrasposo, con olor a humedad y a muerte, y comencé a detallar los grabados extraños a medida que avanzaba por el escalofriante camino.

Mi corazón se limitaba por el miedo y frecuentemente me alertaba de que quería devolverse, pero una lumbre que provino del fondo me detuvo, como si sostuviera mi mano. Ella era amorfa, pero cálida al sentir; era como percibir la seda sobre mi piel.

Me enseñó todo el lugar y luego me abrazó con la más sedativa sensación, dejándome dormitado en el suelo de aquel horrible lugar. El amor que sentí se había esfumado, bajo el resguardo de aquella trampa maniobrada por la ninfa que se había enamorado de mí.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

La acuchillante verdad [Poema]

Me gustaba cantar,
dentro de los auspicios,
en bares lúgubres
y en reuniones ilustres.
Cautivé corazones,
amargos como el rencor,
gundidos en el licor,
rechazados por la esperanza.
Mi voz era de una criatura,
de proporciones mitológicas,
de belleza incomprensible,
para almas fervientes.
Una mujer me ha lanzado,
la más roja de las rosas.
sus pétalos escarlatas,
cautivaron mi atención.
La busqué en mis canciones,
en laberínticas tentaciones,
navegando en oleajes,
de búsqueda incansable.
Llegué a buscar un camino,
sus ojos de hierro lila,
para encontrar la verdad insana,
de sus nupcias ya tempranas.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Yo solo quiero escribir

Yo solo quiero que mis palabras floten hacia mundos imperceptibles, instalados en mentes que son como lumbres que quieren viajar hacia otros espacios.

Yo solo quiero que mis escritos atraviesen la barrera de la imaginación, para que puedan aventurarse y empaparse de historias que puedan traer y plantear para los curiosos.

Yo solo quiero que mis palabras se conviertan en fantasías salidas de un sueño feéricos, relatados por seres ínfimos, ocultos para aquellos que desean arriesgarse con ellos.

Yo solo quiero que mi energía se enfoque en darle realidades alternas a mis relatos, para que cautiven a los corazones más fervientes, deseosos por historias.

Yo solo quiero que me escuches y entiendas, que no existe un solo lugar, ni región, que la complejidad puede encontrarse hasta en las palabras más simples.

Yo solo quiero que mis criaturas, ostentosas de bellezas incomprensibles, te cuenten a través de mí los sucesos que quieren revelar.

Yo solo quiero que mi memoria quede plasmada eternamente en lugares perecederos, no solo quiero llevármela para siempre al sueño inmortal, sino quiero ofrecerla a este lugar terrenal.

Yo solo quiero que el amor no sea solo una historia de tragedia, o una comedia con un final inconcluso, quiero que sea realista y dar a entender que todo puede suceder.

Existe un universo detrás de mis ojos, y muchos cuentistas anónimos que quieren relatar aquello que los ha impactado, acongojado de distintas maneras y que solo, buscan que otros oyentes vean las cosas que les han sucedido.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Viajes oniricos

Yo vivo en un país donde los colores son cambiantes y los seres vivos se transforman en seres informes, con ojos rojos y que infunden miedo, pero luego retroceden a una forma más agradable, delicada y pueril.

Soy un visitante novato que aún no comprende la naturaleza de este mundo, con cielos verdes y tormentosos, llenos de nubes tan espesas que parecen salidas de alguna torre industrial. La fisionomía de las plantas es extraña a mi comprensión, puesto que poseen una estructura inefable, que por más que intento no puedo analizar.

Las plantas se estiran con sus raíces ovoides, buscan sus nutrientes no dentro sino fuera de la tierra, lo que me da a entender que no poseen capacidades autótrofas. Arrastran su alimento con sus hojas cubiertas de espinas, como expertas depredadoras.

Los animales parecen tener un instinto completamente inquieto, parecen ser más dóciles al ambiente que los rodea, y buscan su alimento en las cuencas vacías e inhabitables por otros seres vivos.

Parecen ser serpientes sin escamas, cubiertas por una baba que les facilita arrastrarse, con un rostro sereno y para nada horripilante, y ostentando un color en todo su cuerpo que parece una combinación de todos los colores del universo.

Las montañas son extrañas, no son onduladas como las de la Tierra. Tienen forma de trapecio, cubiertas por rocas que parecen de volcanes. Pensé, al momento de verlas, que fueron quemadas por un fuego que cubrió todo este lugar, quizás vino de la tierra o el cielo, no lo sé, pero al tocarlas, sentí en mis manos una ligereza sutil, sin una superficie carrasposa que pudiera lastimar.

En este país no existían bosques ni selvas, o al menos para mi concepción, puesto que cada elemento poseía un orden y una definición diferente, que parecía marchar a un curso deficiente, pero sorprendentemente no era así.

Aunque admiraba mucho al increíble ambiente que me rodeaba, extrañaba con desespero a mi familia y decidí volver. Para ellos mi ausencia habrá sido de un par de horas, pero para mí percepción, pasaron siglos desde la última vez que los vi.

Abandoné a aquel lugar lejano haciendo un llamado al enlace que aún me conecta con mi cuerpo, y volví a los brazos de mi esposa que seguía dormitada bajo el sueño de aquella madrugada. Percibir su olor otra vez, era mejor que todas las maravillas que mis ojos pudieron ver en aquel país amorfo.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

El ciclo de las tragedias

Fue un amor que nunca sucedió. Comenzó como una amistad simple que luego culminó como un aparente reinicio. Eran unos niños y su destino era un juego para ellos; un reflejo incierto de lo que el futuro deparaba para ellos.

Durante su adolescencia surgió el amor en ellos, llevándolo a un nivel mucho más eminente, pero estaban obstaculizados por la desaprobación de sus familiares, y decidieron ocultarlo con engaños y mentiras.

Al casi cruzar los límites de la adultez, resolvieron encontrar un sitio secreto para consumar su amor, y fueron hacia los confines de la ciudad donde residían, donde se entregaron con pasión en cuerpo y alma.

Luego de un corto periodo de tiempo, aquel desborde de calores carnales dio como resultado un fruto por su unión, más no fue una mala noticia para aquella pareja secreta, puesto que deseaban tenerlo con todo el ímpetu de su felicidad.

Sin embargo, tras meses de desarrollo y notoriedad por aquel regalo, los padres de ella bramaron de ira por su pecado, y vociferaron planes terribles de asesinar a aquello que crecía en sus entrañas, pero al entrar en las fauces de su dolor causado por aquella traición, reflexionaron y decidieron quedarse con la criatura por amor a su única hija.

Los padres eran de buen corazón, a diferencia de los de él, y por tal motivo, nunca se enteraron de lo que su hijo esperaba.

Pasó el tiempo hasta el día anhelado, la concepción fue arropada por rostros de felicidad mientras ella estaba en labores de parto. Pero algo inesperado ocurría; lleno de complicaciones e impedimentos que hicieron más difícil el proceso.

La madre poco resistía, y el bebé, tan frágil como su madre, fue decayendo durante el alumbramiento. Hasta que al final predominó el deceso, y la madre y el hijo cayeron en brazos del ángel de la muerte.

Un dolor, más bravo que un vendaval, más destructivo que una tormenta, arrasó con todos los presentes más que todo con él. Su cuerpo y su mente quedaron demolidos, siendo arropado por la más oscura decadencia.

Se convirtió desde ese día en una abstracción de la vida, en un espectro del crepúsculo, en un vástago de la perdición, vagando por los mundos que él creía ver y sentir.

Un día, por sus caminos enajenantes, conoció a una joven que lo quiso ayudar, y él, al momento de cruzar su mirada con ella sintió que su corazón se congeló. ¡Era su mismo rostro! ¡Su mismo perfume! ¡Su misma sonrisa! La de su amada, yaciente en el más allá, a su parecer reencarnada para amarla otra vez.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

La leyenda de Tender

Los lobos buscaban energúmenos los restos de la presa que dejaron escapar. Rastrearon hasta los cimientos de una ciudad destruida y perdida, cerca de las costas del golfo de las Palencas.

Monstruosas sirenas los observaban desde los peñascos bajos de aquella costa, vislumbraban su celeridad al moverse, buscando frenéticos los rastros de aquél hombre que escapó de los filos de sus colmillos.

La reina de la naturaleza deseaba sus huesos, como culminación para su venganza. En un principio, eran dos almas que se amaban, se deseaban de manera tanto mundana como trascendental. Pero la reina de la naturaleza era de personalidad inquieta, salvaje y tempestuosa, y de una forma cambiante expresaba una actitud espantosa.

El hombre no podía soportar tanta complejidad, y temeroso ante las consecuencias, decidió cortar aquella inestable relación.

Como era de esperarse, la reina de la naturaleza no pudo soportar tan lacerante rechazo, y los bosques, los ríos, las rocas y los animales sintieron su agudo dolor.

Como toda alma hundida en el sufrimiento, comenzó a experimentar sentimientos de ira nuevos, que intentaron sustraer la flecha del rechazo de su corazón. Todas las bestias, grandes y minúsculas, buscaron a los confines de los bosques, selvas y valles, para detener el punzante martirio que los acongojaba.

El hombre huyó sin mirar atrás, pero los lobos lograron obtener una tajada de su cuerpo, y éste herido, pensando que allí culminaría su destino, cayó al suelo cerró los ojos esperando su final. Pero las ninfas de los árboles, enemigas de la reina de la naturaleza lo ayudaron, deteniendo a los lobos, y fue así como él pudo escapar.

Las Palencas es una región llena de escondrijos y montañas, donde los guardianes de los portales de Azuru, el mundo de los subterráneos, protegen a los que buscan su resguardo.

El hombre espera en una cueva, junto a varias de las ninfas que lo ayudaron, esperando recuperarse para concretar su venganza, sobre aquel bosque manipulado por la corrupción.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif