Una mala peritoria

Entre mis poderosos embrujos, había flaqueado en la invocación de mis seres preferidos. Los Ayn’tan fueron los primeros espíritus que caminaron con pies corpóreos y crearon los elementos; de sus lágrimas nació el agua. De sus cálidos alientos nació el fuego. De sus bramidos nació el viento y de sus puños fuertes nació la tierra.

Los Ayn’tan; lograron jerarquizarse poco a poco, quedando clasificados desde bajos a mayor rango. Sus enemigos mortales eran los “Un’tan”, seres perversos que portan la nocividad. Una vez fueron Ayn’tan, pero se revelaron a sus creencias, trayendo desde su origen la mortalidad.

Los Un’tan, al contrario de los Ayn’tan, crearon cosas malas. De sus gritos crearon el dolor. De su odio trajeron a la muerte. De sus lamentos trajeron la discordia y de sus malicias trajeron la negrura; aquella que es ponzoñosa para la vida.

El amor es un sentimiento que batalla entre el bien y el mal, muchos lo creen bueno, pero otros, lo creen malo. Traté de invocar el amor de los Ayn’tan, aquel que me traería la dicha a mi casa. Pero mi conjuro no tuvo el efecto que deseaba, puesto que era ambigua mi petición.

Desde aquel momento, mi casa se llenó de una obsesión tóxica. Mis ojos siempre estuvieron repletos de ilusiones malsanas y traicioneras. Una pasión disfrazada de romance entraba a mi habitación con las espuelas afiladas provocándome excesiva agonía.

Rompí el círculo una noche y caí en un sueño profundo; lleno de sirenas traicioneras y monstruosas figuras acuáticas. Luego desperté con los ojos hinchados pero con el cuerpo descubierto de todo peligro. No intenté de nuevo buscar la felicidad a través del amor, sino a través de mis propias cualidades.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *