El depredador

Puedo ser inofensivo y también peligroso, todo depende del entorno en que me encuentre actualmente. Me siento separado de mi virtud humana y entro abiertamente a mi clasificación de bestia.

Ni humano ni dios, solo soy una criatura que busca imbuirse en las mentes incautas. Sorbiendo sus mentes y alimentándome de sus cuerpos febriles.

Deseo con todo mi corazón poder llegar al estado más amplio de mi nueva forma, para así acoplarme en las nuevas sociedades en las que estoy adscrito.

Un cigarrillo cada noche, nubla mis pensamientos, sentado frente a mi casa a la que he cuidado con dulzura y con ardor. Un café nocturno me muestra secretos de las víctimas que pronto iré a visitar, las cuales, provocan pasiones profundas sobre mis designios.

La pereza es un rival que jamás he podido entender, porque va en contra de la complejidad que intento establecer sobre ser un predador perfecto.

Mi vestimenta puede resultar poco usual, pero apropiada para mis cacerías nocturnas con previo acecho. Soy un investigador de lo humano, de lo apetecible, de todo aquello que me consigna gran placer.

Ver la sangre corriendo de las entrañas de mis victimas es como contemplar una obra de arte culinaria; provocándome carcajadas inmensas de regodeo.

Puedo esperar por horas, centurias y hasta milenios. Pero jamás perderé la dicha, el deseo y la lujuria devastadora que quiero para mis seres amados, quienes colecciono en infinidades de fotografías y en cúmulos amontonados en el suelo de mi cuarto rojo y secreto.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *