La espiritualidad de la felicidad y la tristeza

¿Alguna vez te has topado en otra vida con el amor de tu vida? No lo creo, ¿cómo podrías saberlo? La mayoría de las almas olvidan al momento de depurarse la reminiscencia en el cuerpo tras una transición.

Existen almas, que todavía conservan todos esos recuerdos para sí mismos, porque poseen la voluntad de almacenar los bellos recuerdos, se los llevan a la otra vida y los guardan en lo más profundo de su memoria, para luego desatarlos en los momentos más dulces de la privacidad.

Por otro lado, existen almas que no tienen esa capacidad de conservar los bellos recuerdos. Se hunden en la oscuridad y se dejan devorar por las tinieblas. Se quedan para ser instruidos por un oráculo mustio similar a la decrepitud y se encierran en su crisálida gris de sufrimiento.

Sus recuerdos no son para nada bellos, son infames y retorcidos, y no tienen razón de ser o sentido para la mayoría, excepto para los que son como ellos.

Me convenzo de que, estas almas que son tan diferentes no se deslizan de la misma manera, sino que se introducen en diferentes orificios, los que les permitan sus dimensiones. Van hacia un lugar iluminado u oscuro dependiendo de su filiación y se transportan hacia las zonas de los recuerdos en los que se quieren bañar.

Pareciera que se fueran para no volver jamás, pero la realidad es otra, puede parecer inaudita y hasta quizás, inentendible. Pero es más hermosa de lo que parece y al final, es la voluntad más fuerte la que se lleva los mejores porvenires.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *