Para Beatriz

El tacto de mi cuerpo tiene su propia entelequia, se estremece en recuerdos provocados por los vestigios que ha dejado tu calor. Mis manos trémulas, perturbadas y llenas de nostalgia, están llenas de furia, de una cólera más turbante que la de una horda, por haberte perdido.

No entienden la razón de mi arrebato, porque sus recuerdos son tan tangibles como una fotografía fantasmal, que aparece de repente para devorar mi suspenso. Mis sentidos son un templo de añoranza por tu entidad. Tus besos dulces de inagotable sabor silvestre han alcanzado su límite.

El aroma de tu cabello es como el pétalo de una flor que se desprende; viaja sin rumbo dirigido por el libertino céfiro hasta las aguas de un arroyo que no se detiene jamás; sus rápidos son como los pensamientos que avanzan con celeridad.

La forma de tus ojos se convirtió en abismos que traspasan un vacío, no para estrellas ni colores que los sustenten puesto que toda luz muere en su interior. Temo que la tristeza me traicione y derrumbe mi imagen hacia a ti, sucumbiéndola en el más horrendo e inalcanzable olvido.

Creo que rápidamente estoy cayendo en esa enfermedad que me exilia a la omisión, ya que ni el calor de tus suaves mejillas puedo recordar, ¡Este es terrible infierno de los execrados! ¡El tormento de Fausto! ¡La prisión de Prometeo! ¡La causa de la muerte de Eco!

Veo tus ojos negros azabaches con cada vez más minuciosidad y siento que pierdo la pintura de tu rostro; se vuelve borroso, difuso, indefinido, y la forma de tu cuerpo se transforma presentando una apariencia cada vez más informe, difícil de interpretar.

Lentamente la evanescencia en tu cuerpo comienza a hacer efecto en ti, dispersándote en el aire como un polvo brillante que generan las estrellas en su inagotable fuga. Una fuerza misteriosa me empuja hacia atrás mientras veo como desapareces, y en ese instante fue que dejé de percibirte.

Un beso gélido se marcó en mi frente, era del mismísimo abandono, olvidé por completo donde estás, ¿Dónde fue que te perdí? ¿Qué ha sido de tu vida desde entonces? Y analizando con dolor todo esto, estoy dudando seriamente de tu requerida existencia.

Ilustración

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *