Elaica XXVII. La destrucción de Kreon (III)

Ilustración

Elaica es una serie de relatos que se relacionan entre sí porque se desenvuelven en esta mítica y fantástica tierra. Cada relato es una historia distinta y a veces, una continuación.

Relatos anteriores:

Obras literarias originales realizadas por mí.

La destrucción de Kreon III

 
El tan esperado y fatídico día comenzó con una serie de calamidades. El tiempo de Kreon como la ciudad portuaria más rica de Elaica había llegado a su fin. Su deceso masivo comenzó desde adentro, desestabilizándose despacio política y socialmente hasta culminar en una desidia cubierta por cielos grises.

Falcor, soberano de Kreon, un pequeño noble de trece años quien tuvo que tomar el trono con premura debido a la muerte de su padre, cometió el error de confiar en las personas equivocadas, entregando la gloria de Kreon a aquellos que con obsesión querían destruirla.

Los espías de Casibus eran profesionales en desmoronar sociedades y dejarlas en la completa ruina, puesto que para eso fueron entrenados. Su principal objetivo era el de ocupar los altos cargos más importantes de Kreon, para así tomar el control de todas las gestiones y mandos.

Aquellos confidentes del mal, se deslizaron lentamente por las altas cúpulas nobles que regían la ciudad y comenzaron a imbuir en los oídos aristocráticos de los señores. Poco a poco se ganaron su confianza, logrando convertirse en asistentes personales de los hombres más ricos y poderosos.

Rápidamente las instituciones se plagaban de estos espías insidiosos quienes enviaban sus novedades diariamente a su líder Casibus. Comenzaban a convertirse en las voces necesarias para tomar las decisiones más importantes de la ciudad, obligando detrás de las sombras a cometer arbitrajes que no traerían beneficios para la ciudad.

El caos poco a poco se fue apoderando de Kreon y la inseguridad en la mente de las personas se arraigó para imperar. Hubo migraciones minúsculas egresadas de la ciudad, las personas presentían que algo terrible de proporciones masivas iba a ocurrir.

El cielo de Kreon comenzó a tornarse gris por el fuego, y las tormentas de arena comenzaron a devorar lo que quedaba, solo los recuerdos convivieron con lo que fue alguna vez, la maravillosa Kreon.

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *