Crónicas de un delito

Las traiciones son cuchillas que se insertan profundas en nuestras carnes. Son como aguijones de metal desangrantes que se llevan buena parte de nuestra vitalidad.

La traición que me ha atacado ha sido la más bárbara, imperdonable y abrupta, tanto así, que me ha despojado de hasta los sentimientos más bellos de mis entrañas.

No hace mucho amé con locura a esa persona, pero no con un amor clasificado como pasional, sino más bien fraterno, con todas las querencias y potencialidades que poseo.

No hace mucho también, le ofrecí a esa persona toda mi colaboración. Ante el alba prometí que durante mi vigilia estaría resguardada y no cedería ante la duda.

Mis promesas llenas de precisión dejaron efecto en sus ojos, tan contempladores y hermosos, pero detrás de ellos su ingratitud reaccionaba.

Su lengua emitía palabras de agradecimiento ínfimos, aunque precisos, no eran para nada sinceros. Aunque no lo niego fui feliz por un tiempo, pero era por la mentira que esa persona en mi mente inculcaba.

Lentamente y de manera deliberada, comenzó a expulsar esos sentimientos oscuros y crueles hasta adoptar una entidad fría llena de perfidia.

En poco tiempo, sus intenciones pasaron de minuciosas a convertirse en hirientes y letales.

El día en que sus cuchillos de la traición se insertaron en mi cuerpo fue cuando mi alma se quebró como el cristal, exhumándome al más horrendo olvido.

Aquí en la oscuridad se podría decir que he perdido la batalla. He perdido mis facultades humanas. He perdido los sentimientos que me hacían lo que era, pero he adquirido, una sed insaciable por la más siniestra venganza.

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *