Oda de un poema súbito

Ilustración

Hoy he traído para ustedes, mis queridos amigos, un poema que he desarrollado dejándome imbuir por mis lecturas de libros de psicología. Quise hacerlo de manera que no tuviese sentido, lo cual siento que es un fallo de mi parte debo admitir, porque ha sido difícil encontrarle un título y una definición concreta. Sin embargo, espero que disfruten al leerlo tanto como yo al escribirlo y estoy abierto a todas sus interpretaciones.

Sin más que agregar se despide de ustedes, su servidor y escritor.

— @universoperdido

¿Quién impulsó tu vesania,
que a llanto traes tu villanía?
¿Quién lanzó este mal adherido,
que vociferas a sonido retorcido?
¿Quién atrajo a los juglares estólidos,
que a mal sus risas traen enfados?
¿Quién invocó la ilusión de los fatuos,
que exasperan y atacan sin tactos?
El crepúsculo canta templado,
ante mis incógnitas de ser perturbado.
La estela que lleva mi mente,
es una quimera de sol imprudente.

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *