Mi primer año en STEEM

Ilustración

Parece que solo hubiera sido ayer que tan solo había escuchado hablar sobre una red social llamada Steemit, y que mi interés me impulsara a conocer más de ella ya que la idea fue tan atractiva para mí que tuve que averiguar todo lo posible.

Al principio se me dificultó un poco entrar a este mundo de la blockchain, ya que en aquel entonces yo no poseía una conexión a internet constante y solo me fijaba por los anuncios que leía sobre este interesante mundo.

He caído y fracasado muchas veces en este ámbito, me he metido en páginas que decían que podía ganar mucho solo invirtiendo, pero lamentablemente solo eran falacias de personas que iban por el mismo camino, que pensando que al adquirir muchos referidos podrían ganar una cantidad bastante considerable de dinero.

Fue así como me decepcioné de este mundo y no quise saber más de él, hasta que escuché la palabra steemit y su propuesta.

La primera vez que escuché sobre esta red social que funciona con la blockchain fue en la universidad, cuando un compañero de clases se acercó a mí y a mis amigos para hablarnos de ella y de que podíamos ganar remuneraciones por crear buen contenido, ya sea artístico, literario, fotográfico, cinematográfico o simplemente biográfico, en el que podíamos usar nuestro perfil como un portafolios diario.

La idea nos gustó tanto que entre nosotros cuatro creamos un perfil que íbamos a usar en conjunto, y decidimos bautizarlo “Universo perdido”. Les hablaré un poco sobre el origen del nombre de mi perfil.

En la universidad, mis tres amigos y yo teníamos un grupo de literatura fantástica, misterio y horror, en el que publicábamos nuestros poemas, relatos y cuentos ficticios de estos temas. Hemos participado en concursos de la escuela de literatura de la ULA (Universidad de Los Andes) y hemos ganado algunos. Teníamos nuestro propio blog virtual donde hacíamos nuestras publicaciones y cada uno de nosotros se especializaba en un estilo en particular.

Le otorgamos este nombre a nuestros escritos porque provenían de un universo que nadie más conocía, solamente nosotros, el cual brotaba de nuestra mente para luego ser expuesto a la gente que gustaba leernos.

Era obvio que la idea de steemit nos pareciera bastante atractiva y es por eso que le pusimos todo nuestro empeño. Lamentablemente no permanecimos juntos con esto, pero aún seguimos siendo buenos amigos. Aunque la distancia es una adversaria fuerte la comunicación entre nosotros sigue siendo tan firme como siempre. Al no tener a mis amigos conmigo me tocó andar por este camino solo, así que decidí continuar con el proyecto @universoperdido.

Aunque las cosas no se veían bien en ese entonces para steemit, porque luego ocurrió lo del mercado bajista jamás me rendí y seguí publicando y renovando mi inventiva a través de mis escritos. Constantemente formulaba ideas para publicar e intentaba hacerlo diariamente para no perder la continuidad de mis publicaciones. Recuerdo mis primeros relatos de hace un año, los cuales ya tenía preparados para ser publicados en otro blog pero decidí colocarlos en steemit.

Poco a poco iba reestructurando mis viejas ideas con otras nuevas, hasta llegar a crear un estilo literario propio sin tener que fijarme en nadie más. Por supuesto, tengo mis influencias que me ayudaron a renovarme por el camino y gracias a la experiencia que he ido adquirido leyendo a otros blogs, he establecido las estructuras de mi propio universo.

Un año parece mucho tiempo, en realidad no es así, pasa volando y veloz, como un asteroide. Miro todo lo que he hecho desde que llegué aquí y me siento contento, ya que nunca he sido persistente en este tipo de cosas, sin embargo lo logré.

Actualmente soy parte de un proyecto que está apenas en sus inicios y espero seguir allí hasta verlo florecer, me refiero a la revista @celfditorial en la que me he sentido muy conforme hasta ahora.

La recomendación que le doy a todos aquellos que apenas están empezando en este mundo es que nunca se rindan, sigan adelante perseverantes creado buen contenido de calidad ya que en el transcurso del camino pueden conseguir cosas muy buenas, sorpresas que jamás esperarían y hasta un espacio donde puedan desahogarse escribiendo sobre sus más profundos sentimientos.

He cumplido un año con Steem, vamos por otro más…

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *