Mitología de las palabras – Céfiro

Ilustración

La palabra Céfiro se encuentra ausente en el lenguaje común, pero es muy usada en la poesía moderna con términos que hacen referencia al viento. Se describe como el aire que proviene del oeste y en expresiones poéticas a una corriente templada y agradable, con características suaves y que usualmente aparece en la estación de la primavera.

Etimología

Imagen de mi autoría

Este término viene del griego Ζέφυρος y posteriormente mencionado en el latín Zephyrus, aparentemente con la misma connotación. En la mitología griega, Céfiro era el dios del viento del oeste, hijo del titán Astreo y de Eos, la diosa del amanecer. Su equivalente en la mitología romana era Favonio (Favonius: “Favorable”) quien sostenía el dominio sobre las plantas y flores.

Se cree que la palabra griega Ζέφυρος deriva su significado de oȉѰω (Oipho: tener sexo), por lo que los antiguos griegos creían que el viento del oeste causaba embarazos. El céfiro se diferencia del bóreas, que es el viento del norte el cual es frío y violento. En los poemas, el bóreas es asociado con el invierno, mientras que el céfiro con la primavera.

Mitología

Con su viento suave y gentil, Céfiro contrarrestaba al venenoso y frío aire de Bóreas, su hermano. Mensajero de la primavera, se creía que vivía en una vieja cueva en Tracia. Se cuenta que Céfiro tuvo varias esposas, como la bella Iris, diosa del arcoíris, con quien tuvo a Poto, acompañante de Afrodita. También se casó con Cloris (Flora), a la que dio el dominio de los jardines, con ella tuvo a Carpo, diosa de las frutas. Cuenta el mito que compitió por el amor de Cloris, contra su hermano Bóreas a quien terminó ganando. También se relata que tomó de amante a la arpía Podarge, con quien tuvo a los caballos inmortales de Aquiles, Janto y Balio.

En otro mito, Céfiro estaba enamorado del joven príncipe espartano Jacinto, al igual que el dios Apolo, por lo que cayó en disputa contra él por el corazón del bello muchacho, pero al final, Jacinto termina eligiendo a Apolo. Céfiro es cegado por los celos y como venganza, mientras ambos practicaban el lanzamiento de disco, éste desvía el disco de Apolo golpeando la cabeza del atlético príncipe, causándole la muerte. De la sangre derramada de Jacinto, Apolo creó una flor que lleva el mismo nombre de su amante muerto.

En el mito de Cupido y Psique, Céfiro ayuda a Eros (Cupido) elevando a Psique por los aires hasta llevarla a su escondite. Céfiro era representado como un joven con alas de mariposa, como un hada; sin barba, semidesnudo y descalzo. Cubierto en parte por un manto sostenido por sus manos, del cual esparcía una gran cantidad de flores.

Arte sobre el mito

Fuente

Céfiro y Flora, por William-Adolphe Bouguereau (1875).

Fuente

El triunfo de Céfiro y Flora por Giovanni Battista Tiepolo (1696–1770)

Fuente

Céfiro y Cloris por Sandro Botticelli

Fuente

La muerte de Jacinto por Nicolas-Rene Jollain (1769).

Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.

https://steemitimages.com/0x0/https://cdn.steemitimages.com/DQmWJequHcS7JdJKyuUicM846ii1h9S8hipoM9AaC7Sygwg/LP.gif

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *