Mitología de las palabras – Anfitrión

Fuente

Según el diccionario de la RAE, la palabra anfitrión proviene de la mitología griega. Anfitrión, rey de Tirinto. En nuestra lengua castellana, esta palabra posee dos significados:

1. Persona o entidad que recibe en su país o en su sede habitual a invitados o visitantes.

2. Persona que tiene invitados a su mesa o a su casa.

Etimología

Imagen de mi autoría hecha con paint

Anfitrión, del griego: Ἀμφιτρύων (Anphitryon) está compuesto por la preposición Ἀμφι (amphi= de uno al otro lado, como anfibio o anfíbol) y el verbo τρύων (Tryo= desgastar por frotamiento, consumir, girar, taladrar) una interpretación particular sería: “Agotador”, aquél que cansa a su enemigo en la batalla.

Como podemos observar, la palabra originaria de raíz indoeuropea, no tiene el mismo significado a la definición en nuestro idioma español, puesto que, esta se interpretaría como: “Ir de un lado a otro hasta sentirse agotado”. En cambio, en el mito, es donde encontraremos el porqué de su significado.

Mitología

Anfitrión fue el rey de Tirinto, quien estaba casado con Alcmena. Anfitrión había partido a la guerra contra los teléboas mientras su mujer se quedó en Tirinto a esperar por su regreso. Zeus, enamorado de Alcmena, tomó la forma de Anfitrión y se escabulló en el lecho real donde Alcmena dormía plácidamente, y la hizo suya en una noche prolongada de pasión. A la mañana siguiente, Zeus abandonó el lugar sin que ningún mortal se diera cuenta, dejando a Alcmena dormida sobre su cama. Ese mismo día, Anfitrión había llegado agotado de la guerra, y fue hacia a su lecho por los brazos de su mujer. Al estar sobre ella sintió que aún estaba cálida, y se percató de que había estado con alguien más, a lo que Alcmena había contestado que sí, que fue con él con quien había estado la noche anterior. Anfitrión se sintió traicionado y burlado por su esposa, y encendido por la ira la persiguió para matarla. Alcmena, huyendo de su encolerizado marido, se subió a un torreón, y Anfitrión, con la ayuda de su asistente Sosias, colocó una pila de troncos al pie del torreón, y lo encendieron para quemarla viva. Zeus, observando el suceso intervino, y mandó a dos nubes para que llovieran sobre las llamas y así salvar la vida de Alcmena. Luego de esto, se presentó ante Anfitrión contándole toda la verdad, de que había sido él, el padre de los dioses, quien había tomado a su esposa en una noche de pasión, arrebatando la inocencia de ésta. Anfitrión, sintiéndose honrado, de que el dios supremo había tomado a su esposa, le manifestó con placer el haber compartido su casa y su mujer con él, y que podía entrar y tomarla las veces que él quisiera. Es por esta razón, que se les llama anfitriones a aquellos que abren su casa a las personas y los atienden como invitados.

De la unión de Alcmena y Zeus, nació Heracles, mejor conocido como Hércules.

Ilustraciones del mito

Alcmena apelando a Zeus contra Amfitrión (aquí Antenor), sobre un altar en el que Alcmena, con un gesto de súplica, ha buscado refugio. Ante ella está Antenor, sin barba, con pilos y túnica corta , con antorchas encendidas. Detrás dos figuras, personificación de las nubes, vierten agua de una hydria para extinguir las llamas. Ánfora ática de figuras rojas-360 a.C-Pintor del Louvre. M. Británico.

Otra ilustración sobre el mito encontrada en una cerámica ática de barniz negro del siglo IV a.C. Alcmena aparece encaramada en lo alto. Al pie aparece Anfitrión y su criado intentando encender una gran pila de troncos. En el cielo a la izquierda se ve a Zeus que ha aparecido, y las nubes, representadas con forma de mujeres con cántaros con agua, que derraman sobre la pila.

Anfitrión comprueba que es Heracles quien no es hijo suyo al verle matar a las serpientes. Fresco de la Casa de los Vettii (Pompeya). Una ilustración más allá del mito sobre el origen de la palabra.

Anfitrión y Alcmena ven a Heracles matar a las serpientes. Ilustración de Robinet Testard (fl. 1470 – 1531) para la edición de Cognac del s. XVI de la obra Histoires de Troyes, publicada por primera vez por Raoul Lefèvre en el s. XV.

Soy miembro Omega (Ω) en el proyecto @templo, un proyecto de curación que tiene como fin apoyar el contenido de calidad en steemit.

Pertenezco a @talentclub la comunidad más grande de los mejores talentos de toda la blockchain STEEM, participa en sus distintas actividades y unetenos.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *