El deseo de Ganimedes / The wish of Ganymede

Ilustración

Versión en español

El ocaso de un reino olvidado, bajo el crepúsculo de una vida de antaño. Unos pasos inciertos cruzan los caminos de Égida, los mismos que cayeron bajo los engaños de palabras inmortales. Las ninfas en los bosques susurran su desgracia, contando historias sobre el desenfreno de su ambrosía. Sólo en los espacios de dimensiones mundanas, Ganimedes espera los designios de una vida dócil de consumir. De belleza incauta de entre todos los hombres, cautivadora de los deseos pasionales del padre de los dioses.

Ganimedes y su amante celestial consumaron el pacto carnal. Testigos astrales observaron cómo se unían aquellos dos seres, que bajo las bendiciones de Afrodita olvidaron por un tiempo la ternura de la carne de las féminas. Zeus con pesar pensaba en la vida mortal de su amante masculino, y le otorgó la vida eterna que tanto los hombres envidiaban, para evitar que la belleza de Ganimedes se mancillase con el tiempo.

Las décadas pasaron después de aquel divino suceso, y Ganimedes seguía tan hermoso como las maravillas empíreas del cielo, la tierra y el mar. Sin embargo, aquel hombre eterno no veía su bendición como un regalo, sino más bien, como una maldición. Los destellos de la muerte atravesaban a sus queridos. Lumbreras extinguidas abandonando a un entorno de oscuridad. Caminos ignotos de soledad entre lo célico y lo tangible, atestiguando la catástrofe de batallas que despiden pestilencia, cíclicamente bajo la vida inmortal.

Un llamado del más allá compadeció el agobio de aquel que alguna vez fue amado por el cielo; para navegar en los mares estigios del Hades por siempre.

English version

The twilight of a forgotten kingdom, under the twilight of a life of yesteryear. Some uncertain steps cross the ways of Aegidus, the same ones who fell under the deceptions of immortal words. The nymphs in the woods whisper their misfortune, telling stories about the debauchery of their ambrosia. Only in spaces of mundane dimensions, Ganymede awaits the designs of a docile life to consume. Of beauty seized of all men, captivating the passionate desires of the father of the gods.

Ganymede and his heavenly lover consummated the carnal covenant. Astral witnesses observed how those two beings united, that under the blessings of Aphrodite they forgot for a time the tenderness of the flesh of the women. Zeus with sorrow thought about the mortal life of his male lover, and gave him the eternal life that both men envied, to keep the beauty of Ganymede from sulling with time.

The decades passed after that divine event, and Ganymede remained as beautiful as the empyrean wonders of heaven, earth and sea. However, that eternal man did not see his blessing as a gift, but rather, as a curse. The flashes of death passed through their loved ones. Extinguished luminaries abandoning an environment of darkness. Unknown paths of solitude between the celibate and the tangible, witnessing the catastrophe of battles that dismiss pestilence, cyclically under the immortal life.

A call from the beyond compassed the oppression of the one who was once loved by heaven; to sail in the Stygian seas of Hades forever.

Soy miembro Omega (Ω) en el proyecto @templo, un proyecto de curación que tiene como fin apoyar el contenido de calidad en steemit.

Pertenezco a @talentclub la comunidad más grande de los mejores talentos de toda la blockchain STEEM, participa en sus distintas actividades y unetenos.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *